El amor por el cine, por la exhibición, por el disfrute de la experiencia del cinéfilo, por el rodaje de películas dominicanas y por la filmación de películas internacionales, supera las dificultades que impone la pandemia.

Veamos sus protagonistas:

  • La Dirección General de Cine ha retomado su rol de organismo regulador de la industria, continuando su papel de promover el país como destino de inversiones. La nueva directora de DGCINE, Marianna Vargas, ha demostrado capacidad e inteligencia para reafirmar la gerencia que desarrollaron previamente Don Ellis Pérez e Ivette Marichal.
  • Los productores locales han reiniciado sus rodajes, (realizados con todas las medidas protocolarias de seguridad) y son ya muchos los proyectos de cine que llegan en una gama que incluye desde cine a autor, de ensayo y cine masivo de vocación comercial.
  • Las salas de  cine en el país (Palacio del Cine y Caribbean Cinemas) cerraron el 17 de marzo de 2020, en la oleada de clausura de actividades sociales, hasta  reabrir, en la segunda semana de septiembre de 2020 las salas por parte de Caribbean Cinemas  con un protocolo sanitario y de distanciamiento siguiendo los  lineamientos  establecidos por la exhibición de la industria internacional. Caribbean ha asumido un papel  de reivindicación del placer de ver cine, de propiciar el ambiente único de una sala oscura frente a una gran pantalla con imagen y sonido que nunca proporcionan las plataformas digitales del llamado “streaming”.

Caribbean Cinemas adoptó un rol activo al abrir salas sabiendo que se exponía a un periodo de pérdidas económicas porque de ninguna forma la reapertura sería compensada con la venta de boletas.

Al principio asistimos pocos cinéfilos en  por la natural desconfianza y el peligro latente del contagio, pero producto combinado de la efectividad de los protocolos y la calidad de la cartelera que ha incluido desde cintas independientes y de autor hasta los atractivos, comercialmente hablando, (blogbusters del verano) entre las que se citan Rápidos y Furiosos 9, Viuda Negra y otros, con un ritmo que ha ido siendo normalizado con cada vez mayor cantidad de público en las salas, logrando incrementar la confianza del público en los sistemas de seguridad  ofrecidos (limitación de venta de boletas, distanciamiento entre asistentes, higienización  de las salas antes y luego de la proyección.

Y conjuntamente con todo ello, se ha relanzado el Premio Platino del Cine Iberoamericano, ahora en su octava entrega, a realizarse por iniciativa de EGEDA y FIPCA, el domingo 3 de octubre en IFEMA (Palacio Municipal de Convenciones de Madrid), luego del evento Iberseries Platino Industries en Matadero,  a pesar de la ausencia en nominaciones de Republica Dominicana lo cual tiene sus explicaciones que daremos en su momento.

El amor por el cine tiene muchas formas de expresarse. Por suerte.

FOTO : PREMIOS PLATINO

 

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista