SANTO DOMINGO. La magia e indefinible relación entre actores y público, en esos momentos únicos que proporciona el teatro cuando es fruto de estándares altos en su calidad, ha vuelto a ser posible. El buen teatro habrá de tornar complicado el proceso a la hora de decidir cuál obra teatral y artistas del teatro premiar. Con el montaje de Tu mejor enemiga, en tres meses de 2022, llevamos tres montajes sobresalientes ya. Uno por mes. El público lo merecía. Tras un alejamiento de los escenarios por la pandemia, la excelencia teatral toca a las puertas.

2022, teatro sobresaliente

El interminable, afán de y por la escena criolla, con cada uno de sus oficiales entregados desde hace años a la pasión expresiva de la escena, no cesa de entregar desde las tablas, experiencias de trascendencia. Iniciamos en enero, en la Sala Ravelo, con las funciones de La mujer puerca (del autor argentino Santiago Loza), con la dirección de un sorprendente Vicente Santos y el mejor papel teatral de Judith Rodríguez, seguimos en febrero con Las Cosas Maravillosas (Duncan Macmillan y Jonny Donahoe) en Bar Juan Lockward del teatro Nacional con Xiomara Rodríguez, y que sigue hasta el 13 de marzo) y ahora acudimos Tu mejor enemiga (dramaturgo francés Jean Marbouef) a un dueto interpretativo a cargo de dos maestras, Elvira Taveras y Karina Noble, digno de ser ejemplo de actuación en las escuelas de Teatro .

Karina Noble, actriz del elenco de Tu Mejor Enemiga. FOTO DE LA PRODUCCION.

Las actuaciones

El despliegue interpretativo de Elvira Taveras y Karina Noble, adopta un nivel histriónico con personalidad propia y no comparable a ningún otro trabajo con este concepto. Simplemente, es distinto y no caben las comparaciones de superioridad o inferioridad.

Las actrices se deslizan sobre un libreto inteligente, sarcástico, signado por el humor negro, por los ataques personales estructurados sobre códigos que son humorísticos y de una imaginación pérfidamente envidiable a la hora de insultar con altura a alguien. Cuando concluye la última simbólica escena de Tu mejor enemiga, el premio otorgado al público tras la experiencia vivida, solo queda el agradecimiento por un  teatro realizado con parámetros de altísimo nivel, desde el tratamiento con que se emparejan cine y teatro, al contar la sórdida, risible y dramática relación de cuando trabajaron juntas para “¿Qué pasó con Baby Jane?”, las divas del cine de la época: Bette Davis (E. Taveras) y Joan Crawford (K. Noble) en los años dorados de Hollywood.

La adaptación teatral de esta pieza es de Carlos Espinal, desarrollada cuando el proyecto se iría a presentar en febrero-marzo 2020 y que no fue montada públicamente por el rompimiento de la realidad cotidiana que supuso el Covid, que irrumpió la vida nacional e internacional.

Tu mejor enemiga, en tanto comedia dramática, lo tiene todo para ser un éxito: un texto exquisito y disfrutable producto del expertis de un dramaturgo contemporáneo francés, autor de otros éxitos internacionales, una trama que involucra los egos de dos divas de la etapa cinematográfica de oro de Hollywood, un director de trascendencia y extensa trayectoria y un elenco, dos actrices crema de la crema interpretativa recreando uno de los enfrentamientos de egos más titularizados de estas dos figuras.

No nos agradó la extensión del primer corte cinematográfico, innecesariamente largo para los fines de contextualización gráfica de un tema tan vinculado al cine. Los demás fragmentos de cine de época operan como piezas documentales muy ricas y se sienten como apoyo visual preciso.

El consejo, recomendación u orden es una sola: no se pierdan Tu mejor enemiga. Vuelve el fin de semana próximo a la Sala Ravelo.

El despliegue interpretativo de Elvira Taveras y Karina Noble, adopta un nivel histriónico con personalidad propia y no comparable a ningún otro trabajo con este concepto. Simplemente, es distinto y no caben las comparaciones de superioridad o inferioridad.

Las actuaciones

Las dos actrices se deslizan sobre un libreto inteligente, sarcástico, signado por el humor negro, por los ataques personales estructurados sobre códigos que son humorísticos y de una imaginación pérfidamente envidiable a la hora de insultar con altura a alguien. Cuando concluye la última simbólica escena de Tu mejor enemiga, el premio otorgado al público tras la experiencia vivida, solo queda el agradecimiento por un  teatro realizado con parámetros de altísimo nivel, desde el tratamiento con que se emparejan cine y teatro, al contar la sórdida, risible y dramática relación de cuando trabajaron juntas para “¿Qué pasó con Baby Jane?”, las divas del cine de la época: Bette Davis (E. Taveras) y Joan Crawford (K. Taveras) en los años dorados de Hollywood.

La adaptación teatral de esta pieza es de Carlos Espinal, desarrollada cuando el proyecto se iría a presentar en febrero-marzo 2020 y que no fue montada públicamente por el rompimiento de la realidad cotidiana que supuso el Covid, que irrumpió la vida nacional e internacional.

Tu mejor enemiga, en tanto comedia dramática, lo tiene todo para ser un éxito: un texto exquisito y disfrutable producto del expertis de un dramaturgo contemporáneo francés, autor de otros éxitos internacionales, una trama que involucra los egos de dos divas de la etapa cinematográfica de oro de Hollywood, un director de trascendencia y extensa trayectoria y un elenco, dos actrices crema de la crema interpretativa recreando uno de los enfrentamientos de egos más titularizados de estas dos figuras.

No nos agradó la extensión del primer corte cinematográfico, innecesariamente largo para los fines de contextualización gráfica de un tema tan vinculado al cine.

Los demás fragmentos de cine de época operan como piezas documentales muy ricas y se sienten como apoyo visual preciso.

El consejo, recomendación u orden es una sola: no se pierdan Tu mejor enemiga. Vuelve el fin de semana próximo a la Sala Ravelo.

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista