La muerte de una personalidad literaria que entregó su vida a escribir obras que impactaron su sociedad, normalmente impresiona tanto en si momento que hace olvidar a otras figuras que partieron tras producir obras igualmente memorables y también las bases que sustentan los premios nacionales que reconocen la actividad escritural.

El crítico literario y educador, en artículo que publica AcentoPatricio García Polanco, plantea la posibilidad de que el recientemente fallecido poeta petromacorisano Norberto Pedro James Rawlings, sea galardonado por el Premio Nacional de Literatura.

Y como García Polanco, otras importantes figuras de la creación y la crítica literaria, han dejado saber en el ambiente público o mediante mensajes en medios intelectuales, que James Rawlings, debía ser ganador del PNL 2021.

Los mismos comentarios circularon con las partidas de René Rodríguez Soriano y Alexis Gómez, para citar sólo los más recientemente fallecidos. Pero no es posible premiarlos, sin violar las bases del Premio Nacional de Literatura que establecen que se otorga a un escritor o escritora en vida. Para poder entregarlo a una personalidad fallecida, habría que modificar otra vez las bases, modificaciones que se han producido al menos en tres coyunturas..

Muy documentado e interesante el artículo de Acentro de Miguel de Mena sobre el caso, pero incurre en el mismo error de proponerlo para el Premio, habiendo fallecido el candidato.

Ese reconocimiento está a la vuelta de la esquina y se anunciará el 26 de enero en el solemne salón de la Fundación Corripio,  de acuerdo a como lo establece el Decreto 383-16, que modifica el Decreto 423-89 que crea el Premio Nacional de Literatura, un galardón que cada año convocan y entregan conjuntamente el Ministerio de Cultura y la Fundación Corripio Inc. Lo han recibido 27 hombres y cuatro mujeres.

Sus jurados no pueden salir a los medios a responder críticas o sugerencias debido a que conocen las bases, suficientemente claras al establecer las condiciones que se deben reunir para recibirlo.

La historia

La propuesta para crear el Premio Nacional de Literatura es el del poeta, crítico y ensayista Enriquillo Sánchez, siendo funcionario del área de comunicación del Banco Hipotecario Miramar, en su columna “Para uso oficial solamente” (El Siglo, 8 de noviembre de 1989,

Enriquillo Sánchez, quien falleció sin nunca haber recibido el galardón que ayudó a crear, entre otras razones porque lo impulsó pensando en el país cultural y como galardón para otros escritores.

Sánchez redactó las bases del premio y propuso que los rectores de las principales universidades del país integraran el jurado, del cual él fue secretario, con voz, pero sin voto, en representación del banco patrocinador, en las que establecía, entre otras condiciones, que debía entregarse a una personalidad literaria viva, norma vigente para la mayor parte de los premios nacionales de todos los países que tienen el reconocimiento establecido.

Un punto de vista

Uno de los artículos más juiciosos sobre el Premio Nacional de Literatura lo produjo la poeta Jimmy Hungría, para Plenamar, revista literaria de acento.com.do, en el cual sostiene: “Aprovecho la ocasión para reiterar nuevamente que dicho galardón debiera llamarse Premio Nacional de Literatura Enriquillo Sánchez, quien fue su creador, su gestor, su artífice, cuando laboraba para el Banco Hipotecario Miramar, el cual, por su iniciativa, propuso en 1989 al entonces presidente Joaquín Balaguer la creación del premio dedicado a reconocer la obra de toda una vida de escritores dominicanos, con el patrocinio del Estado y de dicho banco, coincidiendo con una sugerencia de José Rafael Lantigua mediante carta pública al mismo presidente Balaguer que fue respaldada por la Asociación Dominicana de Críticos Literarios que meses antes habían fundado Bruno Rosario Candelier, Soledad Álvarez, Josefina de la Cruz, Lupo Hernández Rueda y Lantigua.

Aida Cartagena Portalatin. FOTO SUMINISTRADA

Las 10 razones

Las diez razones para no otorgar el Premio Nacional de Literatura a Norberto James Rawlings, son:

Todos escritores con una obra merecedora del PNL, pero fallecieron antes del veredicto que debía reconocerles

El listado de candidatos y candidatas potenciales para el PNL suma 19 personalidades cultivadores de todos los géneros, residentes en Santo Domingo y otros puntos del país, y el exterior, regularmente olvidados en las deliberaciones como si su obra fuera menos valiosa que la de autores y autoras residentes en la nación dominicana, pero optamos por no publicarlos para evitar hacer una promoción inoportuna que los jurados no agradecen. Dejemos que hagan su labor en paz.

Patricio García Polanco:

https://acento.com.do/cultura/homenaje-postumo-al-poeta-norberto-james-rawling-1945-2021-8902840.html

Jimmy Hungría/Plenamar

https://buenalectura.wordpress.com/2016/02/22/historia-del-premio-nacional-de-literatura-2/

Miguel de Mena:

https://acento.com.do/opinion/autores-que-merecen-el-premio-nacional-de-literatura-y-que-nunca-lo-recibiran-8791486.html

Argenida Romero/El Diario de la Rosa

http://eldiariodelarosa.blogspot.com/2017/01/el-premio-nacional-de-literaturade-cal.html

José Rafael Sosa/Acento:

https://acento.com.do/cultura/se-fue-el-poeta-negro-de-luminosa-y-eterna-sonrisa-norberto-james-rawlings-8900360.html

 

 

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista