El Papa Francisco es indudablemente, un jesuita de esencia que apela al lenguaje sencillo que llega al corazón, y en este texto, lo demuestra (Agradezco a Emelyn Balderas, que me lo envio):
💠1.saludar. (siempre y en todo lugar)
💠2. Dar las gracias (aunque no «debas» hacerlo).
💠3. Recordarle a los demás cuanto los amas.
💠4. Saludar con alegría a esas personas que ves a diario.
💠5. Escuchar la historia del otro, sin prejuicios, con amor.
💠6. Detenerte para ayudar. Estar atento a quien te necesita.
💠7. Levantarle los ánimos a alguien.
💠8. Celebrar las cualidades o éxitos de otro.
💠9. Seleccionar lo que no usas y regalarlo a quien lo necesita.
💠10. Ayudar cuando se necesite para que otro descanse.
💠11. Corregir con amor, no callar por miedo.
💠12. Tener buenos detalles con los que están cerca de ti.
💠13. Limpiar lo que uso en casa.
💠14. Ayudar a los demás a superar obstáculos.
💠15. Llamar por teléfono a tus padres, si tienes la fortuna de tenerlos.

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista