Hay que ver Deapool 2. Es mucho mejor que su primer entrega, aun cuando se pasaron el la dosis de violencia, pero la gente sabe que esa oferta de acción es pura ficción. Sus mejores valores son la promoción de La compasión, amistad, familia, amor, protección a la niñez son tocados desde la irreverencia característica y humor retorcido de este anti-héroe. El enmascarado vestido de rojo ladrillo ha vuelto, superando en esta parte 2, las aventuras, la violencia el ritmo y los efectos especiales de su primera entrega, con la aclaración a los padres y madres a que vayan solos y sin hijos.
Deapool 2 mejora significativamente, Ryan Reynolds se luce y nuevamente Jhon Broslin (Cable) realiza un gran papel junto a la incorporación de  nuevos personajes a la  trama. Su  humor negro, la violencia y los  chistes macabros , potencian esta  a su mejor película de superhéroes.

Deadpool, desde su irrespeto característico sobrepasa los límites, con un irreverente humor no conoce fronteras y trae como efecto acciones inesperadas que mantendrán al espectador en un estado  de expectación frente a pantalla.
placentero.
Su capacidad paródica surte efecto de la mano a su visión bromista  y  el protagonista vuelve a  romper la cuarta pared, esta vez con mayor acierto.

Cinismo, locura y salvajismo, garantizan acción indetenible y abundantes carcajadas, fluye entre lo violento, lo sensible, la sangre, la comedia que se burla de todo ocasionando momentos memorables y sumamente divertidos.
El factor sorpresa, los gags, referencias, todo tipo de guiños a la cultura pop y a los cómics, garantiza mantener un nivel humorístico envidiable.
CONTENIDO ESCRITO POR Alexandra Gonzalez Peralta
 

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista