Con la sexta entrega de los Premios La Silla, todos los seres humanos voluntariamente comprometidos con la industria del cine han ganado, los nominados, los no nominados y quienes salieron finalmente como portadores de la estatuilla Depende de la mirada de cada cual. Premios La Silla, elevaron la calidad como espectáculo en sí mismo y ha mostrado que puede ser un ítem mercadológico bien vendido y mejor difundido por TV, (transmisión en vivo que no fue una novedad ya que es la tercera vez que se logra) un notable acto de justicia sobre todo por las modificaciones de la mecánica de votación (que era un factor heredado del origen del premio, no de nadie en particular) y dar cuerpo  una fiesta para el reconocimiento más importante de la industria hacia sí misma.

El escenario de los VI Premios La Silla cuando no habian iniciado. FOTO DEL SR. SOSA

Se impone dar crédito a Luis Cepeda, productor general, y a la integración de la directiva ADOCINE, que se estuvo a la altura de las exigencias. La elección del auditorio para los premios fue un acierto del tamaño de una montaña.
Las experiencias que deja Premios La Silla, analizado con detenimiento, son ricas e implican una ampliación del fortalecimiento del galardón, ha superado lastres del pasado y se ha recaracterizado.

Su principal cualidad es haber dejado claro el sentido de unidad de ADOCINE, al convocar a casi todos sus pilares fundacionales, por encima de las diversas gestiones que cada uno encabezado. Fue la muestra de unidad y hermandad, la mejor experiencia que deja Premios La Silla.
La directiva encabezada por García ha pasado la prueba con altas notas, dentro de las difíciles condiciones de tiempo que le limitaban.
¿Ganadores o perdedores? Pues resulta que todos ganaron. Ese no es el procedente enfoque, porque obliga a mirar por los egos y en esta industria son muchos, son fuertes, son naturales y hasta necesarios.
La perspectiva es el triunfo institucional, que lleva al país a hacer un alto y a constatar la panorámica de consistencia y calidad del cine que se hace, sus nuevas figuras, sus nombres consagrados. El triunfo, pues, es de todos.
La celebración, colectiva. La aspiración sigue siendo que todos celebren los triunfos individuales del otro o la otra, meta ideal, pero alcanzable.
Es notable el hecho de que siendo sus dirigentes parte de una industria que no cesa y que al contrario comporta cada vez mayores compromisos de tiempo.
Ahora se impone evaluar todo, en detalle, sin ánimos de procurar culpas personales, actitud absolutamente fuera de todo sentido y hacerlo con sentido autocritico, humildad y verificaciones técnicas y de mercado.
Se impone jornada de evaluación interna y hacerse las preguntas necesarias y lograr una VII versión aún mejor.
Lo demás es personalizar la mirada y verse solo a cada quien, bien propio para los naturales e inaguantables egos desprendidos de una industria que se fundamenta en la importancia de las apariencias.
PREMIOS LA SILLA 2019 
PELICULA Lo que siento por ti – Raúl Camilo
GUION Lo que siento por ti – Giovanna Bonelly
DIRECTOR Juanita – Leticia Tonos
CINEMATOGRAFIA Rubirosa. Francis Adamez y Frankie Báez
 ACTOR PRINCIPAL Iván Aybar – ¼ de Josué
 ACTRIZ PRINCIPAL Cheddy García – Juanita
ACTRIZ SECUNDARIA Ruth Emeterio – Juanita
ACTOR SECUNDARIO Yasser Michelen – Trabajo Sucio
COMEDIA El fantasma de mi novia – Francis “El Indio” Disla
DOCUMENTAL Solano – Patricia Solano y Juan Basanta
DISENO DE PRODUCCION El Fantasma de mi novia – Tomas Piard
VESTUARIO Gina Terc – Rubirosa
MAQUILLAJE Anny Torres, Gionda Sánchez y Gisell Jiménez – El Fantasma de mi novia
DIRECCION DE ARTE Juanita – Lorelei Sanz
EDICION Lo que siento por ti – Gina Giudicceli y José Miguel Mejía
DISENO DE SONIDO Lo que siento por ti – Franklin Hernández
CANCION Juanita – “Juanita no come cuento” – Milly Quezada
MUSICALIZACION  Lo que siento por ti – Sergio Jiménez Lacima y Peng Bian Sang
PRODUCTOR Lo que siento por ti – Oscar Villanueva y Gabriel Tineo
EFECTOS VISUALES El Fantasma de mi novia – Ariel Morales y José Paul Rodríguez
EFECTOS ESPECIALES El Fantasma de mi novia – Oscar Evelio Gutiérrez y Carlos Nin Gómez.
 

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista