Desde su salida, Morir en Bruselas, se dejo sentir como una novela que llegaba para establecer la belleza de sus giros narrativos junto a la fuerza de su base documental, al girar sobre un hecho que lastimeraente es ahora cuando comienza a impactar el ambiente nacional.

Tras el éxito del relato novelado Morir en Bruselas, de Pablo Gómez Borbón  en el XXV Premio  Feria del Libro Eduardo León Jimenes, sorpresivo para unos y acto de justicia para otros, lo que se tiene  en realidad es un acontecimiento histórico y literario que deviene del programa de la 24 Feria Internacional del Libro 2022.

No fue poca la gente que se asombró anoche en el anuncio del Premio que auspician la Fundación Eduardo León Jimenes, el Ministerio de Cultura y la Cervecería Nacional Dominicana, realizado en el Monumento a Fran Antón de Montesinos.

Morir en Bruselas gana el preciado Premio Eduardo León Jimenes por la calidad del manejo de su contenido que con data en general desconocida u ocultada hasta el momento.

El premio es auspiciado por Fundación Eduardo León Jimenes, Ministerio de Cultura y Cervecería Nacional Dominicana y comporta un millón de pesos en efectivo y un pergamino.

Esa información trae desde el pasado las características de un feminicidio político contra una mujer dominicana con características de barbarie, apoyada en un “juicio” político a cargo de los izquierdistas del Movimiento Popular Dominicano que la secuestraron, interrogaron, obligaron a admitir los hechos de los que se le acusaba (el envenenamiento de Maximiliano Gómez, (El Moreno) y su ejecución.

El cadáver desmembrado de Miriam Pinedo fue encontrado en diciembre de 1971, distribuido en disperso en maletas en la capital de Bélgica.

Gómez Borbón considera en su libro que ese asesinato ese hecho es considera el segundo más espantoso feminicidio político contra una dominicana, luego del triple asesinato de la Hermanas Mirabal, aun cuando la barbarie en su contra es mucho mayor.

El autor, para publicar su relato novelado, desarrolló siete años de investigaciones en ocho países.

Borbón sostiene que en el país el asesinato es un hecho socialmente inexistente debido a un cuidadosamente tejido el manto de silencio y prejuicio y tal vez complicidad con los doce hombres que votaron en favor de su muerte.

El hallazgo de las primeras partes del cuerpo de Pinedo es descrito con un dominio narrativo impropio de una ópera prima literaria.

En sus cinco primeras páginas, Gómez Borbón describe como el domingo 12 de diciembre de 1971 los esposos belgas Decker descubrieron el inusual paquete en la puerta de su casa, una maleta conteniendo dos piernas de mujer, una de 66 centímetros la otra de 70, aún ensangrentadas. Posteriormente aparecería otra maleta con el cuerpo y el torso de Miriam Pinedo.

Su descripción, rica en detalles y con una dimensión que se acerca con facilidad al parlamento originario de un guión de cine.

El autor de Morir en Bruselas ha reivindicado la vida de Miriam Pinedo y aboga para que en el país se restablezca su imagen de la doble muerte que se le aplicó: la física y la moral, en el entendido de que no se le hizo justicia y que mantener su memoria en la invisibilidad es una forma de perpetuar el precio indescriptible e injusto que debió pagar.

Resalta que nunca en el país se ha hecho un acto de justicia a su memoria, ni una nota de prensa recordando el aniversario de su asesinato.

Otro factor a favor de la novela, fue su impacto en el público lector.

Durante cinco meses apareció en el primer lugar de los libros dominicanos más vendidos en Librería Cuesta, la más importante del país y sus ventas digitales por Amazon son igualmente considerables, aun cuando el factor del mercadeo, en modo alguno tiene poder para inclinar la decisión de los jurados.

La valoración del jurado

El jurado valora en su laudo sobre la obra ganadora y su autor, que esta «novela de Pablo Gómez Borbón es más que un excelente trabajo de investigación histórica y forense en torno a dos de los casos más estremecedores de la historia política dominicana de la década de 1970, como lo fueron los asesinatos de Maximiliano Gómez (El Moreno), líder del Movimiento Popular Dominicano, y de Miriam Pinedo, viuda de Otto Morales.

Destaca el veredicto su incuestionable calidad literaria, y dice que la obra constituye una prueba fehaciente del talento de su autor para reconstruir, rearmar y recrear con minucia de orfebre, planos históricos, conversaciones, descripciones de la urbanística de la época e incluso marcas comerciales sin cuya mención habría quedado trunco, sin lugar a dudas, este portentoso trabajo narrativo».

Otro factor en favor del libro ganador, fue su impacto en la crítica literaria nacional e internacional, que le reconoció como un proyecto  administrando ficción y documentación para recrear un hecho histórico, al cual ha logrado poner en la consideración de la comunidad dominicana y ,por la gravedad de los hechos planteados – pese al carácter de ficción que le licencia el término novela- impactar seriamente incluso en sectores políticos de izquierda que han tenido, forzados por el caudal de información presentada, salir a excusar o negar conductas.

El autor

Pablo Gómez Borbón nació en Santiago de los Caballeros en 1967. Desde 2012 es colaborador de Acento.com.do, donde ha publicado varios centenares de artículos.

Es autor los libros: L’espagnol de la République Dominicaine de Pôche”, (2009) por la editorial francesa ASSIMIL; Combatiendo Fantasmas, relato biográfico del combatiente constitucionalista Eleazar Montás Bazil, (2015); Caleidoscopio, compendio de sus artículos (2012 y 2016, publicado en 2017); y Morir en Bruselas, En la actualidad reside en Bruselas, Bélgica, desde donde se ha embarcado en su nuevo título, otra novela histórica sobre otro periodo debatible y oscuro del pasado reciente.

El libro se vende en Librería Cuesta y está disponible para descarga digital o envío en físico a demanda en Amazon.

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista