Isabelle Valdez, salmista cantante cristiana y nacida en Pimentel y que ha desarrollado una carrera como artista de fe destacada, acaba de presentar al público hispano en general y al dominicano en particular, No me tocará.

Se trata de una balada de tonos que vinculan lo pop con lo épico, enmarcada en un trabajo visual moderno y estimulante  y destinado a que sus letras puedan ser entonadas por quienes vean el video. El tema estimula el optimismo de la gente mediante la fe, ante la pandemia del Coronavirus.

“No me tocará”, para Valdez es una pieza socialmente trascendente que puede marcar un antes y un después  en las familias porque trasciende el momento de crisis de salud y llama a confiar en la palabra de Dios.

Valdez es una de las vocalistas dominicanas de mejor afinamiento y criterio para la selección de sus temas, con los cuales ha desarrollado una notable carrera artística. Como salmista, tiene una unción singular porque se le siente brotar cada palabra desde el fondo de un corazón convencido del valor de Jesús.

Se trata de una pieza que impacta la sensibilidad incluso de no creyentes, gracias al arreglo musical, de Jairo Frías y el tratamiento visual a cargo de Pablo Green (GreenFilms), cinematográficamente impecable otorgándole  un tono internacional al nivel de los más destacados trabajos de solistas seculares, con la diferencia del mensaje de esperanza que transmite No me tocará.

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista