SANTO DOMINGO. Los cinéfilos dominicanos no han acabado de entender que   los documentales son cine y que representan obras cinematográficas de la misma categoría estética y de producción que una obra fílmica de ficción, que, incluso, es mil veces preferible, un buen documental, antes que una mala película de ficción.

Ahora, con motivo de la llegada a las pantallas de Palacio del Cine de Isla de dos repúblicas, (Héctor Ulises Montas, 2021), es preciso el momento de cambiar ese criterio y darse el gusto de disfrutar de una pieza de cine basado en la realidad, presentada como nunca antes en torno a la vida, el pasado, la geografía y en particular, el medio ambiente de Haití y la República dominicana.

Por más de una razón, Isla de dos repúblicas es una artística clase magistral sobre geografía humana, historia y medio ambiente de dos países que comparten una isla, debe ser visto por todos aquellos interesados en cine de calidad, de ese que  marca la vida.

No es la primera vez que es presentada en el cine la problemática social, geográfica y ambiental de Haití y República Dominicana. José María Cabral y Nashla Bogaert en 2019, nos ofrecieron Isla de Plástico, un valioso documento audiovisual de cine que entonó su voz de alarma particularmente en torno al vertido excesivo y contaminante de los desechos plásticos en los espacios de los dos países. VERL TRAILER  ACA.

Desde el punto de vista histórico, todavía celebramos el rodaje de Santo Domingo, Primera de América (Jose Enrique Pintor/BHD), el proyecto audiovisual de mayor envergadura cinematográfica para describir el origen y las primacías de la ciudad capital dominicana.  El documental, luego de estos tres trabajos, ya no se puede considerar como “cine menor” y obliga a una mirada de admiración, respeto y reconocimiento. VER TRAILER ACA.

Isla de dos repúblicas ha establecido su punto más alto para el documental dominicano, al lograr una obra audiovisual de calidad internacional, con gran para describir la cuestión geográfica, histórica y ambiental de los dos países que comparten esta isla del Caribe.  Es sin dudas ya uno de los referentes del documental como producto, un espectáculo impresionante que lleva un mensaje medioambiental bilateral, tan urgente como imperativo.

Todo el trabajo pesa sobre un texto que resume tanto validez en sus datos y enfoques, como belleza en sus giros literarios, producto del trabajo de dos profesionales reconocidos en áreas: Frank Moya Pons (historiador y sociólogo) y Rey Andújar (narrador), quienes desarrollan una crónica histórica que describe la cantidad de ingenios que se establecieron en Haití (más de 700), además de una de los cinturones de miseria de entorno urbano  más grandes del mundo, en las lomas cercanas a  Puerto Príncipe.

El manejo de esas imágenes aéreas, la edición de que han sido objeto, la musicalización y el tono dramático de la narración, deja en el espectador una imagen imborrable Nunca imaginamos que Haití tendría un patrimonio urbano deficitario de ese nivel. El trabajo expone el proceso de desertificación de zonas de Haití y República Dominicana, muestra lo que para muchos debe ser una novedad:  parques nacionales muy bien conservados en Haití, además de verdes valles de altísima fertilidad y productividad.

El documental logra un enfoque optimista y presenta a las poblaciones de ambos dos pueblos con tomas signadas por la esperanza, el deseo de vivir y alejadas de los estereotipos que se han formulado desde ambas partes para distanciar los pueblos.

Palacio del Cine inicia este jueves 24  la proyección de Isla de dos repúblicas el documental que ofrece impresionantes imágenes aéreas de ambos países tomadas con Cámara Ultra-Estable Cineflex, apelando a una fotografía  de Leo Tamargo que plasma vivos los colores del Caribe, el documental se desarrolla con un tratamiento visual impecable, resaltando el cromatismo de la isla en la cual incluso sus lomas deforestadas. A esto agrega una narración internacional de ensueño, en la voz de  Fabián Toro, (Voz oficial de Discovery Channel en español).

El director concibió un proyecto que impresiona por el tratamiento que da al medio ambiente, historia y geografía común a ambos países.

Héctor Ulises Montás es cineasta especializado en documentales educativos de gran valor social. El documental es auspiciado por Centro Comercial Nacional (CCN, por medio de Supermercados Nacional y de su proyecto de responsabilidad social Orgullo de mi tierra). Tiene una enorme sensibilidad como contador de historia de la mejor manera a su alcance, con efectividad, arte y sensibilidad.

Recomendable con urgencia para quienes entienden que el cine ayuda a entender los mundos.

 

Ficha Técnica

Título: Isla de dos Repúblicas
Director: Héctor Ulises Montás
Escritor: Frank Moya Pons
Adaptación: Rey Andújar
Productor: Héctor Ulises Montás

Patrocinio: CCN/Supermercados Nacional
Producción: Procinema para Mamut Films
Director de Fotografía: Leo Tamargo
Efectos visuales: Pedro Justiniano.
Edición: Matías Canelson
Narración: Fabián Toro, (Voz oficial de Discovery
Channel en español)
Música Original: Maestro Pengbian Sang y Su-Chan Sang.
Músico invitado: Fellé Vega
Cinematografía Aérea: Leopoldo J. Tamargo
Cinematografía: Frankie Báez, Jaime Gómez, Claudio Chea y Alex Otero
Colorización: Andrea Messina
Diseño de sonido: David Hernández
Diseño gráfico y cartel: Nuki Nakasone
Dirección Comercial: Joelle H Coulange

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista