Loma de Blanco, Bonao, Monseñor Nouel – La Fundación Popular inició un proyecto de desarrollo integral y sostenible en la comunidad de Blanco, municipio de Bonao, con el objetivo de potenciar la preservación de su valor paisajístico y ecológico, en conjunto con el progreso económico y social de sus habitantes.

Blanco forma parte del Alto Yuna y está compuesto por 19 comunidades rurales con alrededor de 700 familias. Su área de influencia supera las 29,400 hectáreas, lo que equivale al 30% de la superficie de la provincia Monseñor Nouel. La zona goza de importancia estratégica en cuanto a recursos hídricos, con 177 kilómetros de ríos y arroyos y un 60% del área cubierta por bosques.

Este proyecto de desarrollo integral se efectuará en cinco años y tres etapas que contemplan el fortalecimiento de las organizaciones locales, la mejora de las infraestructuras y la construcción de capacidades y formación profesional.

Las acciones contempladas dentro del proyecto se alinean a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Entre ellas, se trabajará en una marca de café de alta calidad, producido y transformado en la zona; un proyecto de turismo local respetuoso con el medioambiente, el impulso a la artesanía, utilizando el árbol del bambú; la producción de abono orgánico y el establecimiento de huertos familiares para diversificar la producción agropecuaria.

Preservación del agua

En el acto de presentación del proyecto, el señor José Mármol, vicepresidente ejecutivo de Comunicaciones Corporativas, Reputación y Banca Responsable de Grupo Popular y vicepresidente de la Junta Directiva de la Fundación Popular, explicó que el objetivo de esta iniciativa “es contribuir a que esta comunidad sirva de ejemplo sobre cómo es posible lograr preservar el altísimo valor paisajístico y ecológico de una demarcación, junto con el progreso económico y social, que permite la vida digna de las personas y su descendencia”.

En este sentido, la Fundación Popular actuará como puente entre la comunidad, su población y sus organizaciones, impulsando oportunidades de emprendimiento sostenible, de empleo y trabajo existentes en la zona y que han sido motorizadas por la juventud local.

Para ejecutar el proyecto, la Fundación Popular se apoya en una alianza con la comunidad, representada por la Federación de Campesinos hacia el Progreso, y la organización sin fines de lucro Guakía Ambiente.

Compromiso con las comunidades

Desde su creación en 2014, la Fundación Popular construye, junto a fundaciones sociales aliadas, acueductos rurales, micro hidroeléctricas y humedales artificiales o plantas de tratamiento de aguas residuales en decenas de comunidades de escasos recursos, totalizando 34 proyectos que han beneficiado a 31,700 personas con agua potable y energía limpia, lo que contribuye a una vida más digna, salubre y productiva.

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista