El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) decidió mantener su tasa de interés de política monetaria en 3.00 % anual, en su reunión de política monetaria del mes de abril de 2021.

De este modo, la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) permanece en 3.50 % anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight) en 2.50 % anual.

La decisión sobre la tasa de referencia se basa en el análisis exhaustivo del impacto de la covid-19 sobre la actividad económica y la evolución futura de la inflación. En particular, la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) en marzo fue de 0.60 %, mientras que la inflación acumulada durante el primer trimestre fue de 2.27 %.

Asimismo, la inflación subyacente, que excluye los componentes más volátiles de la canasta básica, alcanzó 5.58 % en marzo 2021. Por otro lado, la inflación interanual asociada a la serie analítica de la nueva base (octubre 2019- septiembre 2020) se ubicó en 7.71 % en marzo de 2021, en cuyo comportamiento ha incido el efecto estadístico con respecto a la base de comparación, ya que
en el mes de marzo del año 2020 la variación del IPC fue negativa (-0.52 %).

En adición, la dinámica reciente de la inflación ha estado influenciado por choques de costos como resultado de incrementos en los precios de insumos alimenticios importados, así como de mayores precios internacionales del petróleo.

Es importante señalar que, debido a estos factores exógenos, el sistema de pronósticos del BCRD indica que la inflación interanual se ubicaría de forma transitoria por encima del límite superior de la meta de 4.0 % ± 1.0 % durante los próximos meses, para luego retornar de forma gradual al rango meta durante la segunda mitad del año, a medida que se disipen los efectos de los referidos choques de costos pasados.

Estas proyecciones de inflación, las expectativas de los agentes económicos ancladas a la meta y un nivel de actividad económica por debajo del potencial, junto a la fortaleza de los fundamentos macroeconómicos, otorgan el espacio suficiente para que el Banco Central continúe manteniendo condiciones monetarias favorables con el propósito de mantener el apoyo al proceso de recuperación económica.

En el entorno internacional, a pesar de que se mantiene complejo el panorama asociado al  covid-19, se han logrado avances importantes en los procesos de vacunación de múltiples países, alcanzándose casi mil millones de vacunas administradas a nivel mundial, lo que ha contribuido a perspectivas económicas más positivas.

En ese sentido, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una recuperación más fuerte de lo inicialmente esperado,
proyectando un crecimiento para la economía global de 6.0 % en 2021, de acuerdo a su más reciente Informe de Perspectivas de la Economía Mundial.

En Estados Unidos de América (EUA), nuestro principal socio comercial, las perspectivas son cada vez más optimistas, apuntando a un crecimiento en EUA de 6.4 % para 2021, según el FMI.

En efecto, estimaciones preliminares indican que la economía estadounidense se expandió en 0.4 % interanual durante el primer trimestre de 2021, impulsada por el consumo y la inversión. Asimismo, se prevé que la Reserva Federal mantenga la tasa de fondos federales en el rango de 0.0 % y 0.25 % anual durante los próximos años, a la vez que continuaría implementando programas de flexibilización cuantitativa para incentivar el crédito privado.

Hacia adelante, los modelos de pronósticos del Banco Central indican que la actividad económica podría alcanzar una expansión en torno a 5.5 % – 6.0 %, consistente con las proyecciones del FMI, Banco Mundial, agencias calificadoras y bancos internacionales, como Moody’s y Bank of América. El repunte previsto de la economía dominicana estaría apoyado en mejores perspectivas de la actividad mundial, junto al avance en el plan de vacunación y el esfuerzo coordinado de las políticas monetaria y fiscal para dinamizar la demanda interna e impulsar la recuperación de los sectores productivos.

En el sector externo, se mantiene el alto dinamismo de las remesas familiares y de las exportaciones que crecieron en torno a 50 % y 7.5 % durante el primer trimestre, respectivamente; mientras que el turismo se recupera gradualmente con un incremento
interanual de 16 % en la llegada de pasajeros no residentes durante el mes de marzo.

Se espera que las actividades del sector externo continúen con este buen desempeño de durante el resto del año, beneficiadas por el repunte de la economía de EUA y por la implementación de medidas de estímulo fiscal en ese país.

Los niveles de reservas internacionales se mantienen elevados, por encima los US$ 12 mil millones, equivalentes a una cobertura de aproximadamente 14.6 % del PIB y unos 7.4 meses de importaciones, superiores a las métricas recomendadas internacionalmente. Esta posición fuerte de reservas y la mejoría en el flujo de divisas han contribuido a mantener la estabilidad
relativa del tipo de cambio, reflejada en una ausencia de presiones en el mercado cambiario durante los meses recientes.

El Banco Central de la República Dominicana reafirma su compromiso de conducir la política monetaria hacia el logro de su meta de inflación y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos.

Por Jose Rafael Sosa

Periodista, escritor dominicano y origamista