15 de marzo, día de voluntad, paz y esperanza

Este domingo 15 de marzo, es un tiempo promisorio y de superación. Este domingo será día para imponer la voluntad de la gente a la conspiración contra la democracia.

No es posible de nuevo un episodio recesivo.

La coyuntura que presenta el día de mañana domingo será el tiempo de la gente de campos y ciudades para compensar y superar el bolsón innombrable  del pasado 15 de febrero cuando, alguien (que no se sabe, a un mes completo, quien  fue responsable).

mañana domingo es jornada nacional de compensación democrática si cada persona en capacidad de votar sale a sufragar por la opción que considere le representa.

Un equipo informático, por ser necesariamente  identificado  intervino el sistema dela Junta Central Electoral, y produjo la mayor frustración democrática nacional desde 1963, cuando fue derrocado el profesor Juan Bosch en el primer intento en firme de contar con una democracia. Ese golpe de estado  hizo realidad la promisoria visión del poema Hay un país en el mundo, de Pedro Mir, cuando estableció desde 1944, en uno de sus versos más vislumbradores del futuro: “Habrá sangre de nuevo en el país”.

Este domingo 15 de marzo es el  día más determinante para nuestra democracia y tiempo para  graduarse de glorias  transformarse para bien a pesar del episodio

Hoy nos corresponde a los ciudadanos el  crecernos por encima de nuestros políticos

Hoy domingo 15 tenemos la oportunidad de impedir que nuestra voluntad sea chamuscada con fallas, infiltraciones o suspensiones que nos corten la respiración.

La de mañana es una coyuntura  crucial y a la que se llega  tras una trayectoria de lucha, con sangre en 1965 o con la masiva presencia y rebeldía de la nueva juventud militante de las Plazas. Mucha gente la luchado para que hoy día votemos en paz.

Mucha sangre se ha derramado desde la dictadura trujillista hasta ahora, todo para que la voluntad de la gente sea expresión justa de su decisión. Mañana domingo hemos de graduarnos de comunidad civilizada y digna de sí misma. No hay posibilidad  de volver al oscurantismo de las cavernas radicales, chapuceras o irresponsables.

Vayamos a votar. Vayamos en paz. Votemos en paz. Vigilemos nuestro voto. Garanticemos que ningún episodio del pasado reciente, tenga lugar. Debemos estar conscientes del potencial del voto. No aceptar que nadie nos lo compre y a quien lo intente, denunciarle.

Debemos ser una nación que se respete.

No hay lugar para otro rumbo. No hay chance de volver a respirar los tristes olores Este  domingo…somos o no somos.

 

 

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com