Toc, Toc, teatro que trasciende la risa contagiosa y facilista

En 2005, el comediógrafo  francés, actor, presentador de radio y director de teatro y televisión y Laurent Baffie, , tras año y medio de labor creativa,  terminó  el libreto de Toc Toc, una divertidísima pieza, estrenada el en septiembre de 2009  en Teatro Príncipe Gran Vía, de Madrid, en la que tendría más de 2.250 funciones en España, haciendo reír sin parar  a cerca de un millón  de personas. Para 2017, Toc Toc sería una película  dirigida por Vicente Villanueva, y producida por Lazona y Atresmedia y distribuida por Warner Bros Pictures, con una bastante buena acogida de público, en la que hacia el protagónico (Dr. Cooper y Alfredo) el actor argentino Oscar Martínez, (El ciudadano ilustre, 2018).

El primer montaje RD

La primera representación de ‘Toc Toc en el país se fue  2015 en Sala Ravelo y el auditorio del Instituto Dominico-americano, a cargo del proyecto Atrévete de Gianny Paulino en con las actuaciones de  Orestes Amador, Gianni Paulino, Exmin Carvajal, Patricia Muñoz, Francis Cruz y Lorena Oliva, todos muy lucidos y entregados a sus papeles, bajo la dirección de Germana Quintana  y que analizamos en su momento. Ese montaje fue agraciado con tres nominaciones a los Premios Soberano 2016: es Mejor Producción Teatral, Mejor Dirección y Mejor Actor.

De vuelta a escena

Ahora, con la dirección de Manuel Chapuseaux, director que se ha establecido como uno de los mas buscados a la hora de garantizar un trabajo escénico de calidad,  se vuelve a montar, ahora en Palacio de Bellas Artes con Luis José Germán (Alfredo), Luly Rocha (Lili) , Milagros Germán (María), Pamela Sued (Blanca) , Héctor Aníbal Estrella (Camilo), José Guillermo Cortines (Pep)  y Laura  Leclerc ((Asistente Dr. Cooper).  Luis José  y Luly Rocha son, además, productores. Con este montaje  se ha relanzado la compañía teatral Nini Germán, actor y luchador por la democracia en tiempos de la dictadura de Trujillo y en los anos posteriores, con una  postura que debe  pagar con cárcel y tortura.  Fue profesor nuestro en la Escuela de Arte escénico. Nini y Josefina Gallard nos provocaron infinitas emociones en este mismo escenario de Bellas Artes.

 

Toc Toc logra una versión es de  alto impacto en el público asistente, gracias a una serie de factores, en primero de los cuales es la genial configuración  chispeante y humorística  de sus diálogos. Los parlamentos, unidos al tema que nos toca a todos por cuanto expone las características de esas obsesiones que todos tenemos y que nadie levanta con orgullo, todo presentado en tres secuencias: presentación de personajes, terapia de grupo y el momento del gran mensaje, hacen de Toc Toc, una pieza con una vigencia existencial notable y sentida.

El desempeño actoral es notable y coral: todos actúan entregados a un compromiso que aparentemente persigue la risa, objetivo que logra, pero que es llega mas allá cuando se le percibe con mirada de profundidad.  Una parte del público que ríe hasta mas no poder, así debe entenderlo.

El mensaje

Su gran enseñanza trasciende su poder para provocar la risa incesante.  Toc Toc es un llamado  a la tolerancia y la empatía solidaria, esa que deviene de ponerse en el lugar y las circunstancias de la otra persona y lo hace por las vías mas adecuadas: el humor inteligente y la risa como expresión de plenitud en alegría. Es esa y no otra es su principal condición y característica: La enorme condición de generosidad de abandonar la perspectiva propia, generalmente egocéntrica y soberbia, para desarrollar la conmiseración  y el entendimiento de las circunstancias personales de quien nos mira en el lado del frente.

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com