Acroarte somos todos los acroartistas. Mi perspectiva (Opinión)

Creo que todos los acroartistas son profesionales valiosos. Creo que todos los acroartistas son Acroarte. Creo que es un gravísimo error estar congregados con grupos contrapuestos. No creo que sean buenos los grupismos. Los grupos enfrentados en una institución tan importante como Acroarte, no deben tener lugar. Creo que los dos aspirantes a la presidencia, Alexis Beltré y Fausto Polanco, presentaron propuestas valiosas  en sus programas de gobierno.

Alexis Beltré (Plancha Amarilla) es un cronista de nuestro aprecio y respeto y que ofrece la continuidad y ampliación de los logros de la gestión de mi amiga Emelyn Baldera, que ha desarrollado dos premiaciones del Soberano que constituyen una elevación considerable de su influencia e impacto (Salvo el final en la entrega de 2019 a cargo de un artista urbano internacional que hizo un tema prohibido aquí por sus contenidos).

Alexis Beltré tiene las condiciones para ser un buen presidente de Acroarte y supo en 2017, declinar su derecho a aspirar a la presidencia, para apoyar a Emelyn Baldera, actual incumbente del cargo y quien la historia del arte popular le tiene reservado un lugar de prestigio y respeto.

Fausto Polanco, de su lado, es un veterano cronista, escritor y expresidente de Acroarte, es el aspirante de la otra plancha (azul), también digno de mi aprecio por su trayectoria y consistencia, con una gestión encomiable y 21 anos de militancia en la asociación de cronistas. Su libro Merengueros estableció un paradigma de estudio para el arte popular.

Ambos concurrieron como aspirantes a la presidencia de Acroarte y el resultado de empate a 101,  con  un voto nulo porque estaba marcado en las dos planchas, lo cual según los estatutos lo invalidaba,una casualidad que debió haberse resuelto con una nueva votación.

Una votación empatada que fue proclamada por la Comisión Electoral, presidida por el igualmente destacado fundador de Acroarte Carlos Cepeda Suriel, fue posteriormente decidida por dos votos a favor y uno en contra, lo que ha generado una situación innecesariamente compleja   por el factor interpretativo de cual se partido para tomar la decisión que favorece a mi amigo   y colega Beltré.

Sobre la decisión dela Comisión Electoral, desde el punto de vista subjetivo de la intención de voto, Carlos Cepeda Suriel, tiene razón: en la plancha amarilla están marcados todos los nombres de los directivos, mientras que para la Plancha Azul hay solo dos marcas,

La directriz que deja el reglamento es clara y simple: son nulas las boletas que aparezcan marcadas  en las dos planchas.

La decisión en favor de Plancha Amarilla fue anunciada y de inmediato rechazada por la Plancha Azul, que hará el uso del recurso de la justicia.

Una victoria del Beltré (aun en el supuesto de la intención de voto interpretada) por un voto, le generaría en su gestión una estela de dudas en su legitimidad.

Lo correcto, a nuestro modo de ver, era la convocatoria a una segunda vuelta que dejara claramente establecido que opción era la ganadora.

Sé que estas reflexiones tocan sensibilidades y se prestaran para que se me ubique en un lado o en otro.

Pienso que todos somos acroarte y solo una salida que garantice la total legitimidad de una opción determinada, (sea cual sea) se garantizara la gobernabilidad e institucionalidad en nuestro gremio.

Condeno a quienes desean involucrar o notificar a sectores empresariales externos, a quienes en esta hora deciden sacar trapos sucios que debieron ser expuestos en su momento.

Me niego a calificar a nadie, comenzando con el presidente de la Comisión Electoral. Carlos Cepeda Suriel ejerció su criterio, que modificada el que el mismo había anunciado.

Me opongo a quienes aprovechan la coyuntura para desplegar campanas alejadas de la ética , desde dentro o fuera del país, en una mezcla de ego incontrolado, chantaje y actitud de tierra arrasada. Eso no conduce a nada. Es terrorismo de contenidos.

Lo que queda ahora es la vía judicial. En los tribunales se decidirá una ruta u otra. Polanco ejerce un derecho en la instancia que le corresponde. Esta es una hora de abandonar los lances del grupismo, de todos los grupismos, y pensar en la institución.

Una decisión judicial podría rechazar la iniciativa Polanco y entonces Beltré deberá ser aceptado como autoridad legítima, pese a que la diferencia estriba en la interpretación de voto de un sufragio. La otra decisión judicial puede ser la de una nueva jornada de votación que aclararía dudas y daría legitimidad a la directiva que surgiese de las urnas.

ENLACES RELACIONADOS

SE DECLARA EMPATE EN ACROARTE

COMISION ELECTORAL DECLARA GANADOR A BELTRE

BELTRE DECLINA ASPIRACIONES EN ACROARTE EN APOYO A BALDERA

HISTORIA DE ACROARTE

 

 

 

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com