Amada de la noche y las nuevas formas del teatro de plazas

El estreno de Amada de la noche, dirigida por Ramón Santana, supone concretar novedosas prácticas del teatro de plazas comerciales, – sobre todo en materia de la gestión del patrocinio-  y en los nuevos desafíos artísticos y técnicos alternativos

El teatro de las plazas abre espacio a las destrezas histriónicas y la versatilidad del discurso escénico, en un trayecto  que puede apuntar tanto éxitos  como desfases.

Amada de la noche (adaptación de la comedia y triller 2 Segundos antes del crimen, del periodista y dramaturgo venezolano Gustavo Ott, escrita en 1986 y estrenada en Caracas en 1991), constituye una apuesta para poblar de publico el teatro identificado como The Alley (¿Qué fascinación encontraran en titular en ingles lugares de uso hispano?).

Amada de la noche no es una obra típicamente cómica para provocar una carcajada tras la siguiente, presentando gags a ratos. Un aspecto positivo es el respaldo en patrocinios, que debería ser norma para lograr que el resto del teatro de valor artístico tuviera el mismo trato. (una de las mejores obras en cartel. El Inconveniente, de Juan Carlos Rubio, en Las Máscaras, tiene una hojita como programa de mano y a Banco de Reservas como único patrocinador).

La representación tiene como sus fuertes en el texto mismo, el ambiente de suspenso que crea y en las actuaciones de Olga Bucarelli (Consuelo y Santa), Oscar Carrasquillo (Eduardo) y María Angelica Ureña (Amada).

Bucarelli muestra porque tiene justificación su título de maestra del teatro, dejando clara la huella de una actuación que trasciende sobre el resto. Carrasquillo evidencia que su talento no es fruto de una casualidad fílmica. Ureña, como personaje del sacrificio central, nos ha sorprendido. Es consistente, expresiva, a pesar de algunas exageraciones producto del entusiasmo actoral haciendo a Amada.

En el resto del elenco se percibe sobre actuación innecesaria y falta de colores en su gama interpretativa, un tono excesivamente alto, alterado además por una sobre modulación de los sistemas de amplificación.

Es claro una disociación entre el espacio y la reproducción de sonidos y música, de la cual hay mucha de fondo que simplemente sobra y que opera como muletilla, rol que debieron cumplir las actuaciones para crear el efecto de expectación por recursos más naturales. Santana hizo concesiones de un precio muy alto para su prestigio como director joven y prometedor.

Nos desagrado el uso de recursos extremadamente comerciales (como el semi desnudo de Elizabeth Sinai en el sofá que busca vender taquilla y se queda corto). La joven actriz es buena por lo que no necesitaba el recital impropio de su desnudez.

Para una interacción divertida, sostenida y cargada de interés, la obra vale el esfuerzo de ir a The Alley, en Donwtonw Center.

Se trata de un buen proyecto que además muestra , adicionalmente, como lograr el respaldo empresarial que siempre debe tener el teatro, cuando menos hasta que entre en vigencia la Ley de Mecenazgo Cultural.

Ficha Técnica

Titulo: Amada de la noche

Adaptación de 2 segundos antes del crimen, de Gustavo Ott

Dirección: Ramón Santana

Producción general: Lowensky Natera

Producción artística y diseño escenográfico: Marcos Malespin Estévez

Música: Joel Aneudis Jawell

Elenco: Daniel Sarcos (Paco), Olga Bucarelli (Consuelo y Santa), Lowensky Natera (Mauricio) Oscar Carrasquillo (Eduardo) y María Angélica Ureña (Amada) y Elizabeth Sinai (Pili).

 

 

 

   

 

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com