A mis amigos de la locura: teatro atrevido e impecable

Sinopsis

En el taller de Carlos Umpierre, pintor y tiene un acuerdo médico de tomar terapia. Carlos está preparando una exposición y es ahí donde sus colores tomarán voz propia para contar su historia.

0000

El teatro sigue siendo el arte escénico por excelencia por la fuerza de su conexión directa con temas. El montaje de A mis amigos de la locura, es una impecable sorpresa cuyo gestión dramática cae sobre los hombros de Gerhard Duluc, quien se establece como una figura fundamental del nuevo teatro local por su desempeño actoral y por la seriedad del tema de pieza.

Asistido por sus personajes secundarios y en especial del enfermero (Abel Echavarría) y el psiquiatra (Anderson Mercedes), Duluc fue uno de los actores principales, de Ceremonia Sagrada, (noviembre, 2017, en esta misma Galería de Bellas Artes).

A mis amigos de la locura, original del puertorriqueño Ernesto Ruíz Ortiz, permite una irrupción novedosa, firme y creativa   por Gerhard Duluc, dueño de un variado manejo vocal y un expresivo corporal,  matizado por intensidad y limpieza como pocas veces hemos sentido en los últimos tiempos. La acústica es una de las que mejor hemos disfrutado, a pesar de no ser una sala formal de teatro.

La obra es un atrevido golpe de fresco aire escénico y una lección que ilustra la proyección de la voz, un vestuario simbólico y con las piezas mínimas necesarias para recrear la personalidad y la desgracia o autoritarismo de sus personajes.

Sabiamente introducida y apoyada en la música en vivo, la directora logra una personalidad teatral propia y aleja con inteligencia su trabajo de la influencia del teatro de Haffe Serulle, aun cuando se perciben sus elementos similares: la selección de espacios escénicos inusuales (la Galería de Bellas Artes), algunos trazos del maquillaje impresionista y la fuerza expresiva del texto y hasta la indiferencia para lograr una amplia plataforma de patrocinios comerciales.

¿O será que quienes auspician teatro no se dieron cuenta de que esta propuesta valiosa y socialmente oportuna, debía ser respaldada con los recursos suficientes como para tener, al menos, un programa de mano digno?

El valor como concepto del montaje radica en su cuestionador mensaje sobre la psiquiatría y psicología corporativas y opresivas, a lo que se agrega el continente: su bucle artístico, con la densa atmosfera surrealista que crea y por las líneas que traza su joven directora Jasmín Mercedes, a quien se le debe poner atención.

El montaje fue a beneficio del Centro de Rehabilitación Psicosocial, del Ministerio de Salud Pública y tuvo apoyo de dos laboratorios médicos: Dr. Collado y Mega. Fue asesorado por su director, el doctor Yino Martínez.

Título: A mis amigos de la locura.

(Basada en el libro de Wendy Ruíz Ortiz del mismo nombre)

Dirección: Jasmíne Mercedes

Producción: Gerhard Duluc

Psiquiatra Asesor: Yino Martínez/ director psiquiátrico del Centro de Rehabilitación Psicosocial.

Maquillaje: Laurent Rojas

Área técnica: Joel Gutiérrez.

Texto Original: Ernesto Ruíz Ortiz (Autor y Psicólogo Puertorriqueño/ Autor del libro A mis amigos de la locura).

Asistente de dirección y producción: Glenis Valoy

Elenco: Gerhard Duluc (Pintor&Paciente), Anderson Mercedes, (Psiquiatra), Abel Echavarría (El enfermero)

Elenco Musical: Félix Ortega (mendigo y cantante). Mayeline Martínez (Musicalización a guitarra), José Soñé (Músico Violinista).

.

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com