Los vecinos de arriba, excelencia teatral de lo comercial

El libreto de estos vecinos toma inspiración de la trama fatal de parejas emocionalmente  muertas descrita en  ¿Quién le tema a Virginia Woolf? escrita por el dramaturgo norteamericano Edward Franklin Albee. Los vecinos de arriba es una comedia inteligente y llena de réplicas brillantes sobre la irrupción de una pareja en la vida de un matrimonio agónico, a la que Cesc Gay dota de una personalidad escénica propia y que le transformó en monedita de oro de los productores teatrales iberoamericanos.

Francesc Gay i Puig (Cesc Gay), exitoso dramaturgo, actor y director de cine nacido en Barcelona, escribió este montaje que estremeció, primero, los escenarios de La Gran Vía, de Madrid.

Este montaje pasó luego a ser opción casi obligada por las compañías europeas y latinoamericanas, deseosas de presentar proyectos de humor casi ininterrumpido, pero con un toque que vincule la vida real (la de pareja), la fina óptica del pensador y el juego con los dos dobles más asiduos en el teatro vodevil: la doble moral y el doble sentido.

La vida de un matrimonio agónico y ya sin sentido de la intimidad, es interrumpida por otra pareja super mente abierta, dando lugar a la paradoja, la ironía y el sarcasmo.

Los vecinos de arriba (dirección de Manuel Chapuseaux y producción de Luis Jose Germán y Luly Rocha), basa su éxito en su dramaturgia, construida sobre una explosiva relación de réplicas y contra replicas, que los talentos locales perfuman con el sabor de lo dominicano.

La comedia de situaciones es singular por su dramaturgia estructurada  y la colorida interpretación de sus cuatro personajes.

Naslha Bogaert muestra que tiene recursos histriónicos que se adelantan a su imagen sensual atractiva.  Naslha es deliciosa. En su doble rol de víctima de la rutina y mujer rebelde y atrevida, deja un profundo mensaje a las mujeres.

Luis Jose, como el antagónico patrón amargado y mezquino, convence, y es verosímil, mostrándose como manejador del gesto. Luis José reivindica la herencia de familia proveniente de Niní Germán y la exquisita Josefina Gallart, pero con la diferencia de que ha hecho carrera a partir de sí mismo, abriéndose un espacio propio ganado por su calidad y sobre todo por su dominio del lenguaje psico-físico, el uso de las interjecciones, el empleo de lo gutural como sustituto de las palabras.

José Guillermo es un mundo en lo actoral. Es un talento que merece la panorámica teatral y cinematográfica iberoamericana. Se luce con unos lances que encandilan de risa a la gente y que permiten el disfrute de una experiencia como para olvidar las miserias del país que hemos recibido. Cortines lleva al extremo la gracia chocante de su personaje.

En resumen, Nashla Bogaert la desternillante gracia de Luis Jose Germán y José Guillermo Cortines, a los que se agrega la mejor actuación que le hemos visto a Pamela Sued, a quien hay que recomendarle un mayor esfuerzo en la vocalización, pero que nos queda en esta una de las mejores condiciones actorales que le hemos visto.

La falta de tiempo

El inteligente e hilarante montaje de Los Vecinos de arriba, con toda su imagen provocadora y de tendencia claramente comercial,(sin considerar para nada que el que sea comercial sea pecado), la primera interrogante a plantear es si ¿ valdrá la pena invertir millones de pesos para  lograr finalmente  cuatro funciones de  teatro de hora y media cada una?. El tiempo de que el teatro adquiera categoría de temporadas, como es en cada nación mínimamente civilizada, es este.

La escasa disponibilidad de tiempo en tablas de los montajes teatrales, tanto en salas formales como en las independientes, es una circunstancia agravante a la que habrá da respuesta. ¿Una obra de teatro con nueve meses cartel, debía ser la meta, la norma, la costumbre? ¿Qué lo impide?

La reciente aprobación de la Ley Nacional de Mecenazgo, debe ser un factor que contribuya a darle permanencia, para el caso de teatro, a los montajes al establecer un marco jurídico nuevo que promueva las expresiones del arte.

Por suerte, condolencia, conciencia externa  o circunstancia, esta comedia consiguió una función adicional, el sábado próximo en Bellas Artes

 

 

 

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com