Los IV Premios Eladia de Cuello resultaron anoche en Bellas Artes, el aseguramiento de una vigorosa nueva generación de relevo con rostros y estilizados cuerpos para de la danza, que hicieron estallar en alegría y gritos a un publico cómplice y complaciente.

El ceremonialen la Sala Máximo Avilés Blonda del cargado de emoción y marcado por una efectiva sencillez de producción en su montaje, con el único desacierto de un innecesario segmento de danza moderna que debía tener otro escenario y no este, por definición de certamen.

Las personalidades reconocidas anoche en el IV Premio Eladia de Cuello, de Ballet Clásico.

En cifras: El premio, iniciado en 2014, ofreció escenario a 16 jóvenes provenientes de siete escuelas, de los cuales 12 ocuparon tres tres primeros lugares en cuatro categorias y rindió homenaje a diez figuras fundamentales de la formación del ballet en el país,

Los triunfadores
Los ganadores fueron, en orden de tercero, segundo y primer lugar: Sofia Terrero, Joseline Castillo y Yaretzy Comas Tijerino (Categoría 1) y Odette Méndez, Gabriela Rodríguez Cuello y Sofia Isabel Almonte (Categoría 2).

También ganaron: Juan Daniel Rodríguez Nicodemo, Laura de los Santos y Raymundo Antonio Rodríguez Roa (Categoría 3) y Camilo Santana Restituyo, Karla Paola Jaques Polanco y Lianny Rincón (Categoría 4).

La productora general de la premiación y directora de la Academia Anna Pavlova, Anna Karina Cuello, yproductora ejecutiva, Giselle Cuello, manifestaron su alegría por el éxito del evento y la justicia del veredicto del jurado.

El objetivo fue logrado: estimular a las escuelas de danza del paísa potenciar y proyectar el talento artístico y el desarrollo profesional de sus estudiantes, unir las escuelas de ballet y revelar las nuevas estrellas de la danza.

Las academias de danza participantes fueron Centro de danza Peniel, Ballet Clásico Santiago extensión Puerto Plata, Escuela Nacional de Danza, Escuela de Danza Belkis Sandoval, Ballet Studio, Ballet Concierto Dominicano y el Ballet Anna Pavlova.

El jurado estuvo integrado por Vladimir Issaev (Director del Instituye Vladimir IssaevSchool os ClassicBallet) y Carlos Miguel Guerra (co/director del Dimensions Ballet Theatreof Miami); los nacionales: Marianela Boan (Compañía Daza Moderna); Pastora Delgado (Academia Los Prados y primera bailarina RD); Mercedes Morales (Directora Nacional de Danza); el productor y coreógrafo Guillermo Cordero y Patricia Ascuasiati. El coordinador del jurado fue el profesor Armando González.

Los homenajes
Emoción y justicia danzaron al unísono cuando se hizo entrega de las placas de cristal a diez precursores de danza, especialmente por la docencia: Pastora Delgado, Ninoska Velázquez, Roberto Pérez, Liliana Soto, Carmen Heredia, Pía Valverde, Natasha Velázquez, Dilia Mieses, Ximena Quintana y Fabiola Espinosa, recibieron una placa de cristal óptico con la lectura de sus aportes docentes a la danza dominicana.

Otro espacio para lo moderno
Una segunda parte de presentaciones fue de Danza Moderna Contemporánea, interesante pero que nuestro juicio, considerando el tema del premio, estuvo fuera de lugar.
Las actuaciones, en las que se repitieron varios números (hasta tres veces) por parte de distintas intérpretes, extendió mucho el ceremonial y se escapaba del concepto del premio (el Ballet Clásico), lo que debe ser revisado.

La danza contemporánea merece un espacio, como lo es Edanco o un premio especifico, lo que le daría un carácter mas apropiado a su naturaleza.

Los patrocinadores
Los IV Premios Eladia de Cuello 2018, lograron esta vez un respaldo empresarial e institucional de consistencia, dado que se trata de un evento caro y demandante.Los patrocinadores fueron Banco Popular, Banco de Reservas, Grupo Corripio, Listín Diario, ARS Humano, Revistas Hola y Mercado, Grupo MercaSID, Scotiabank, Banco del Progreso, Charlie Fiesta, Alpha Inversiones de Bolsa, Hotel Courtyard-Marriot y el Ministerio de Turismo, entre otras empresas e instituciones.

Déjanos tu comentario

Comentarios