Con atabales, rock y poesía honran a Luís –Terror- Días

El séptimo aniversario de la partida física de Luís “Terror” Días, fue celebrado con un “cabo de año”  cuando amigos íntimos, familiares, artistas y público seguidor de su obra, se reunieron en la casa en que nació el creador para honrar su obra por medio de palos, rock y poesía.

La casa número #7, calle Beller en Ciudad Nueva, volvió a ser  el escenario para este encuentro por su memoria. Era el mismo lugar donde año tras año se juntan sus hermanos y seguidores de su música a escuchar sus canciones, encender unas velas y contar anécdotas de su vida.

Quienes participaron, relatan que se trata de un homenaje matizado por la convivencia  y admiración  que le guardan sus colegas artistas, con un toque de magia y respeto por la memoria de un talento que revolucionó ritmos y temas en el arte musical dominicano.

La labor creativa de Días  tuvo  tres condiciones que lo caracteriza en  el arte popular: una  interpretación intensa, sorpresiva y  singularmente ecléctica, sus  las  fusiones  con aires musicales  populares diversos y por la sensibilidad musical que exhibía.

 

Allí estuvieron los infaltables: su hija Mari Díaz y sus amigos Roldán y  José Duluc, a través de la Fundación Cultural Cofradía, organizaron una emotiva actividad con la actuación de los Congos de Villa Mella y la cantadora de salves Yenny Núñez, (de Mata los Indios), los guitarristas Tone Vicioso y Gioel Martín, el cantante Tadeu de Marco, el grupo El Squad, entre otros exponentes que valoran los aportes de Luis Días a la música dominicana.

El homenaje de Fundación Cofradía incluyó fotografías con momentos estelares de su vida,  mientras que testimonios  en video  de Cholo Brenes, Irka Mateo y Ramón Orlando, establecían la magnitud de la labor creadora de “El Terror”.

El programa incluyó lectura de sus poemas del libro, Transito entre guácaras, estando presentes el editor, Jesús Sosa  y la ilustradora y caligrafista Susy Delmonte.

El legado

La obra de Luis Días fue recordada  por el cantante de ritmos autóctonos José Roldán, el percusionista y compositor José Duluc,  el gestor folklórico Eddy Germán, la antropóloga Soraya Aracena, el poeta y  quien fuera ejecutivo  de programas de cultura  del Centro de Estudios Dominicano de la Educación (CEDEE), Jesús Sosa. Cada uno relató aspectos de la personalidad y creatividad de quien se considera uno de los más altos exponentes del arte popular dominicano de las generaciones  recientes.

Estos  y otros  amigos resaltaron que el legado musical y el fenómeno creativo de este trascendental artista, creador de éxitos como El guardia del Arsenal, sigue latente en el corazón del pueblo. “Su obra abarca canciones en diversos géneros, como trova, merengue, bachata, salsa y las más variadas expresiones de la tradición folclórica dominicana” expresó su hija Mari Diaz, quien vino al país expresamente a este homenaje.

El evento contó con la coordinación de la Fundación Cultural Cofradía y la colaboración de la Sociedad Dominicana de Artistas Intérpretes y Ejecutantes (Sodaie), Consenso Universitario, Richard Cruz Benzán y el productor artístico Luís Medrano.

Su obra

Luis Días fue un cultor  extraordinario de la música , primero en mezclar  rockreggaejazz y blues con  cerca de 40 diferentes ritmos étnicos de la República Dominicana y Haití: merenguebachata y mangulina, entre muchos otros

Poeta y compositor, y  creador de  música de inspiración folclórica, se le considera como Padre del Rock Dominicano, título que justifica por  sus aportes a la música alternativa y experimentación de ritmos autóctonos con la guitarra influenciada por el rock hecha con su grupo Transporte Urbano.

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com