Violín y cello armonizan color de sus sonidos con la OSN.

Un violín tocado magistralmente por una virtuosa instrumentista nacida en Corea y nacionalizada norteamericana, una intensa cellista colombiana (que sustituyó al anunciado Jonak Kim (también coreano), un veterano director titular de la y los talentos interpretativos de la Sinfónica Nacional, proporcionaron una experiencia sensitiva y exquisita  en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito.

????????????????????????????????????
La violinista coreana – estadounidense Kristin Lee y la cellista colombiana-americana Christine.

La solista al violín  fue la coreana Kristin Lee, destacada desde que se inició en el instrumento y ganadora de una gama de premios internacionales, mientras que al chelo estaba la colombiana Crhistine Lamprea, aclamada por la crítica internacional como una ejecutante exquisita y extrema en sus tonalidades. Ambas están  nacionalizadas norteamericanas.

La función sinfónica de la jornada evidenció una notable conjunción de talentos, al ejecutar un concierto escrito (y dirigido inicialmente por su creador, Johannes Brahms) como celebración por haber recuperado a su amigo, el violinista húngaro Joseph Joachim, cuya relación se quebró por el divorcio de este, situación emotiva en la que Brahms apoyó a la esposa en separación.

????????????????????????????????????
La amistad de los dos artistas (de la composición sinfónica y del oficiante elevado que es el violín) se colapsó por años hasta que pudo restablecerse y ello fue celebrado por Brahms, escribiendo una intrincada pieza para dos instrumentos solidas con la sonoridad colorida de violín y el cello.

Al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional, un vigoroso José A Antonio Molina que ocupó el podium para conducir una masa instrumental que sustentó un espectáculo inolvidable.

El  concierto  fue coauspiciado por el Ministerio de Cultura,  la Fundación Sinfonía y Claro,  se basó en dos obras de Johannes Brahms, a quien se le  dedica la presente temporada: El primero fue el doble concierto para violín, cello, y orquesta en La menor, Opus 102, y la Sinfonía No. 1 en Do menor, Opus 68, ambos de la autoría de del compositor Johannes Brahms, estrenado  en 1876 y calificada por más de un crítico como “la décima de Beethoven”, convirtiendo a Brahms en el heredero de la gran tradición sinfonista germánica.

Es una violinista dotada de una notable versatilidad y una  técnica impecable, en su carrera  como solista,  se ha destacado en recitales de música de cámara y como educadora, así como ganadora de las Audiciones Nacionales Artistas Astral 2010 y  mejor premio en el ConcursoWalter W. Naumburg del 2012.  

????????????????????????????????????
Un momento de la actuación de las artistas invitadas, la violinista estadounidense Kristin Lee y la cellista colombiana-Americana Christine Lamprea, bajo la dirección de su director titular el maestro José Antonio Molina.

La Colombiana-Americana Christine Lamprea obtuvo el primer lugar en la competencia Sphinx en el 2013. Ingresó en la lista del programa de solistas Sphinx, y en la actualidad actúa como solista con grandes orquestas alrededor del mundo. Ha recibido premios por parte de  The National Foundation for advancement in thearts, The Young Texas Artists competition, y ganó el primer lugar en la National String Competition, en el  año 2013.

Déjanos tu comentario

Comentarios

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva. Soy editor de Turismo y Cultura del diario El Nacional. Móvil: 809 858 6870. Correo: joserafael.sosa@gmail.com